Entrevisto a Luis Zueco, autor de ‘El Monasterio‘:

– El tercer libro de una trilogía que más allá de entretener nos adentra mucho y muy bien en la historia de Aragón. ¿Eres o eras consciente de ésta tu aportación a que conozcamos más acerca de nuestra propia historia?
– Uno de los objetivos de estas tres novelas era mostrar la verdadera Edad Media, la cual no conocemos bien por diferentes razones. Las he ubicado en Aragón, precisamente porque somos un territorio con una historia medieval increíble, una de las más apasionantes de toda Europa.

– Lugares, nombres, personajes, Reyes y caballeros, se dan cita en una trama de intriga que nos recuerda a otro gran libro, El nombre de la Rosa… aunque las comparaciones son odiosas, ¿puedes imaginar El Monasterio convertido en serie o en película? Si es así, a qué actores, aragoneses si puede ser y conoces, propones para tres de los principales personajes.
– De las tres novelas, ésta es la más fácil de llevar al cine o televisión, lo he tenido en cuenta a la hora de escribirla. Por ejemplo, me encantaría ver a Elena Rivera interpretando a Elena, me imagino perfectamente a Jorge Asín de monje Timoteo, y a Luisa Gavasa como la tía Francisca.

– Hablando de personajes… nadie es quien parece ser… todos encierran su misterio dentro del misterio de la trama. Hallamos representados todos los pecados capitales en aquellos en los que se presupone la pureza… ¿cuál de ellos te gusta más y en quién o quiénes te has inspirado, te inspira la actualidad y lo que ocurre ahora mismo?
– La construcción de los personajes es muy compleja, para mí ellos son lo más importante de una novela. No me inspiro en nadie en concreto, voy cogiendo detalles que me interesan y formando las personalidades en función de lo que espero de ellos.
Sí me inspira la actualidad, en mis novelas siempre hay cierta critica al tiempo presente. Puesto que aunque transcurran en el pasado, tenemos las mismas pasiones, virtudes y defectos que los hombres y mujeres de aquellas épocas.

– El monasterio de Veruela es, en mi opinión, el personaje principal. Es testigo de todo, un testigo mudo de la trama de la novela, ¿por qué lo elegiste?
– Para mí las ubicaciones siempre son un personaje más, tienen que tener personalidad. Elegí Veruela por varias razones: porque es el primer monasterio del Císter en Aragón, porque se conserva estupendamente, de ahí que se utilice tanto como escenario de cine. También porque lo conozco muy bien y, además, otra razón fue que creo que está ubicado en un lugar especial y diferente a cualquier otro: el Moncayo.

– ¿La literatura aragonesa goza de buena salud? ¿Vivimos una burbuja de publicaciones sin calidad, muchos fantasmas en noche de ánimas?
– Estamos viviendo una Edad de Oro de las letras aragonesas. Los autores y autoras de Aragón lo abarcamos todo: novela negra, histórica, poesía, juvenil, ilustración, ensayo, etc. Somos una potencia nacional en literatura, deberíamos tenerlo en cuenta y apoyarla todavía más.

– Por último y para Zaragoza Buenas Noticias, un mensaje positivo para todos aquellos que creemos en reivindicar a través del arte y las letras…
– Leer nos hace más libres.